HP DEFINICIÓN


DEFINICIÓN     VENTAJAS     INSTRUCCIONES DE COLOCACIÓN     FICHA TÉCNICA


DEFINICIÓN

Es un material compuesto por distintas materias primas, resinas de poliéster y pigmentos para la coloración del mismo.

Dentro del sector de la construcción el Hormigón Polímero nos ayuda a resolver con facilidad problemas que el hormigón tradicional no podría acometer. Por ello, se obtienen piezas en las que se podría destacar su tamaño y ligereza, la facilidad a la hora de cortar y colocar en obra, sus acabados superficiales son prácticamente perfectos, así como su resistencia le hacen

que sea muy superior al hormigón tradicional.

Si a todo esto le añadimos que tiene una absorción de agua casi nula, que resiste los agentes atmosféricos y el agrietamiento, podíamos decir que se trata de un material con un buen presente y un gran futuro en el sector de la construcción.

Sus excelentes cualidades del producto final, tanto a nivel de prestaciones como de diseño, son la mejor prueba de la gran aportación del Hormigón Polímero al campo de los prefabricados para edificación y obra civil.

Disponemos de una amplia gama de productos, orientada a satisfacer necesidades en proyectos de edificación y obra civil. Además ofrece soluciones, con el fin de adaptar las piezas a las exigencias, técnicas y estéticas de los proyectos, según la necesidad.

Cumple perfectamente con los objetivos más exigentes que persiguen los arquitectos: belleza y funcionalidad.

Se pueden fabricar en cualquier color, y así podrán ser combinados con los diferentes tipos de acabados de fachada: caravista, monocapa, aplacados, fachada ventilada, etc. Por otra parte, sus características físico-mecánicas y su inalterabilidad con el paso del tiempo, lo convierten en el material más adecuado para cubrir sus muros, antepechos de ventana, etc.

¿Para qué se utiliza el Hormigón Polímero?

Para la construcción: albardillas, canales, conductos de ventilación, cubrepilares, dinteles, fachadas de imitación a piedra natural, gárgolas, impostas, jambas, recercados, umbrales, vierteaguas, etc.

Para decoración interior: encimeras, rodapiés, zócalos, etc.

Sanitarios: bañeras, encimeras de baños, fregaderos, lavabos, muebles de baño, platos de ducha, etc.

Otros: placas para suelos, techos, además de un sinfín de piezas hechas a medida.